Una presentación breve de los nueve yanas

Buddhist Philosophy | Maestros tibetanosAlak Zenkar Rimpoché

English | Español | བོད་ཡིག

Alak Zenkar Rimpoché

Ngagyur Nyingma Series

Informaciones relacionadas:

Una presentación breve de los nueve yanas

por Alak Zenkar Rimpoché Thubten Nyima

Nuestro maestro, el cuarto guía de esta época afortunada, el señor incomparable de los sabios, Shakyamuni, impartió enseñanzas infinitas como medio para entrar al Dharma de los vehículos causal y resultante, de acuerdo con los temperamentos particulares, facultades espirituales y actitudes de los discípulos. No obstante, todos pueden incluirse dentro de los tres vehículos que, a su vez, pueden ser divididos también en nueve etapas sucesivas.

Como se dice en El Sutra General:[1]

El vehículo último y definitivo
Aparece ciertamente como tres en número:
Los vehículos que conducen desde el origen, el ascetismo védico,
Y métodos transformadores poderosas.

Y El Tantra de la Confesión Inmaculada dice:

Los samayas de los nueve yanas sucesivos –
Tres yanas relacionados con los tres pitakas de características,
Los tres externos del kriya yoga y los demás, relacionados con tantras de ascetismo,
Y los tres yogas internos relacionados con tantras de métodos hábiles.

Así, la clasificación de ‘nueve yanas sucesivos’, que se encuentra en la tradición de Traducción Antigua Nyingma, está compuesta de:

  • Los tres yanas relacionados con el vehículo externo que conduce desde el origen [del sufrimiento] y los tres pitakas de características,
  • Los tres yanas relacionados con el vehículo interno del ascetismo védico[2] y las tres clases externas de tantra, y
  • Los tres yanas relacionados con el vehículo secreto de métodos transformadores poderosos y las tres clases internas de tantras.

Expliquemos un poco el significado de éstos, considerando antes que nada qué significa el término ‘vehículo’ o yana. Se dice en El Sutra Condensado:[3]

Este es el supremo de los vehículos para alcanzar
El palacio, vasto como el cielo, de la felicidad y la bienaventuranza.
Viajando en éste, todos los seres llegarán al nirvana.

Esto se refiere al significado literal del término Sánscrito yana, un vehículo o medio de transporte, pues es el que nos conduce a lo largo de los caminos y los bhumis, trayéndonos cualidades iluminadas aún más grandes.

I. Los tres yanas externos que conducen desde el origen

Los tres vehículos causales de características son: el vehículo de los shravakas, el vehículo de los pratyekabudas y el vehículo de los bodhisattvas.

¿Por qué estos tres se llaman ‘vehículos que conducen desde el origen? Es debido a que nos conducen a lo largo del camino hacia el resultado de la liberación respecto al samsara abandonando todas las acciones y kleshas que son la causa del ‘origen’ [del sufrimiento].

1. El yana de los Shravakas

Hablando en términos generales, la palabra sánscrita ‘shravaka’ tiene tanto el significado de escuchar como el de oír, así que [la traducción tibetana nyenthö significa literalmente] ‘el que escucha – el que oye’. En forma alternativa, puede entenderse que el término significa ‘escuchar y proclamar’, en el sentido de que los shravakas confían en maestros y luego proclaman a los demás todas las palabras que sus maestros han pronunciado.

El punto de entrada inicial, la visión, la meditación, la conducta y los resultados del yana de los shravakas se explicarán a continuación.

i. Punto de entrada

Los shravakas están motivados por un sentimiento de renuncia, el deseo de escapar de todos los reinos del samsara sólo por sí mismos. Con esta motivación, reciben uno de los siete grupos de votos del pratimoksha, los de un practicante masculino o femenino, monje o monja novicio(a), monja en periodo de prueba, monje o monja completamente ordenado(a), y habiendo recibido estos votos, practican la templanza moral, manteniendo sus votos intactos, reparando cualquier deficiencia que ocurra, y así sucesivamente.

ii. Visión

Como base de su camino, ellos determinan su visión concentrándose en todos los fenómenos incluidos dentro de los cinco agregados y comprendiendo que están desprovistos de cualquier identidad personal. No entienden que todos los fenómenos materiales y conscientes están desprovistos de realidad verdadera y, al afirmar que existe una partícula sin partes verdaderamente real en los objetos percibidos y un momento indivisible de conciencia, no logran comprender la ausencia de identidad fenoménica.

iii. Meditación

En términos del camino, ellos practican tanto meditación shamatha como vipashyana. Ellos realizan el estado de shamatha abandonando los obstáculos y cultivando factores conducentes al samadhi, de acuerdo con las nueve etapas de descanso de la mente y así sucesivamente, y engendran la sabiduría de vipashyana meditando sobre los dieciséis aspectos de las cuatro verdades.

iv. Conducta

Ellos siguen las cuatro prácticas ascéticas[4] que evitan las dos formas extremas de estilos de vida, excesos en los placeres sensuales[5] y auto-castigo excesivo.

v. Resultados

Ellos alcanzan uno cualquiera de los ocho niveles de resultado, correspondiente al grado hasta el cual han abandonado los kleshas de los tres reinos. Existen ocho niveles porque los cuatro resultados de aquel que entra a la corriente, el que regresa una vez, el que no regresa y el arhat están divididos cada uno en las dos etapas conocidas como la emergente y la establecida.

2. El Yana de los Pratyekabudas

Los Pratyekabudas, o ‘despiertos por sí mismos’ se llaman así porque, teniendo una sabiduría más profunda que los shravakas, manifiestan su propio despertar por el poder de su propia sabiduría, sin tener que confiar en otros maestros.

Expliquemos un poco presentando el punto de entrada inicial, visión, meditación, conducta y resultados del yana de los pratyekabudas:

i. Punto de entrada

Al igual que con el punto de entrada al yana de los shravakas, los pratyekabudas toman uno de los siete grupos de votos del pratimoksha y luego los mantienen intactos.

ii. Visión

Cuando se trata de la base de su camino, la forma en que determinan la visión es que realizan la ausencia de un yo personal completamente, pero sólo realizan la mitad de la ausencia de identidad fenoménica, pues aunque ellos realizan que las partículas carentes de partes de los objetos percibidos no son reales, incluso así creen en la existencia verdadera de los momentos indivisibles de conciencia.

iii. Meditación

Cuando se trata del camino, y su práctica de meditación, el enfoque no común de los pratyekabudas es meditar acerca de cómo surgen los doce eslabones del origen interdependiente en su secuencia progresiva y cómo cesan en el orden inverso.

iv. Conducta

Al igual que los shravakas, ellos mantienen las doce reglas de práctica ascética.

v. Resultados

Como su resultado, aquellos que tienen facultades más agudas alcanzan el nivel de un arhat pratyekabuda que es como un rinoceronte y aquellos que tienen facultades más torpes se convierten en arhats pratyekabudas que son como loros[6].

Más aún, ellos llegan a la existencia final como resultado de tres oraciones de aspiración específicas. Rezan para que su última existencia pueda ser en un mundo sin budas ni shravakas, para que puedan alcanzar el despertar por ellos mismos, sin la ayuda de ningún maestro, y que puedan enseñar el Dharma en silencio a través de gestos físicos.

2. El yana de los bodhisattvas

El yana de los bodhisattvas es la parte del mahayana que pertenece al vehículo de las características. Se denomina el vehículo de los bodhisattvas pues una vez que se ha entrado en él tiene el poder de conducir a alguien a la gran iluminación, pues su dominio de experiencia es vasto, en términos de sus extensos medios hábiles y su sabiduría profunda, debido a que produce beneficio y felicidad, en los reinos superiores a corto plazo, y en última instancia, en la etapa del bien definitivo, y porque lo lleva a uno a cualidades más y más grandes a medida que uno progresa a lo largo de los caminos y etapas. Se llama vehículo de características porque tiene todas las características de un camino que es una causa directa para producir el resultado último, el nivel de la budeidad.

Ahora daré una descripción breve de su punto de entrada inicial, visión, meditación, conducta y resultados.

i. Punto de entrada

Los bodhisattvas practican sobre la base de su deseo de beneficiar a los demás. Están motivados por la bodhichitta, que tiene como centro a todos los seres sensibles, y se caracteriza por el deseo de establecerlos a todos ellos al nivel de la budeidad perfecta, libre de las causas y efectos del sufrimiento, y con todas las causas y efectos de la felicidad. Con esta motivación, ellos toman los votos del bodhisattva de aspiración y aplicación en la forma apropiada, a través del ritual de la tradición de la Visión Profunda o la Conducta Vasta. Ellos pueden observar los puntos de disciplina concernientes a lo que debería adoptarse y abandonarse, y sanar y purificar cualquier imperfección.

ii. Visión

En lo que respecta a la base de su camino, la forma en que determinan la visión, si hablamos en términos de principios filosóficos, el enfoque Sólo Mente es aseverar que los objetos externos no son reales y que todos los fenómenos no son sino la mente interior, y afirmar que la conciencia que se conoce a sí misma y está consciente de sí misma, desprovista de percepción dualista es verdaderamente real. El enfoque del Camino del Medio es comprender que todos los fenómenos aparecen en la manera del origen dependiente, pero que en realidad son vacuidad, más allá de los ocho extremos de la elaboración conceptual.[7] A través de estos enfoques, sobre la base de la explicación de los dos niveles de realidad, ellos realizan completamente la ausencia de cualquier identidad fenoménica o yo personal.

iii. Meditación

En lo que respecta a su camino y cómo practican la meditación, los bodhisattvas realizan y se adiestran en desarrollar su familiaridad con la indivisibilidad de los dos niveles de realidad y, sobre la base de la meditación yóguica que une shamatha y vipashyana, meditan en secuencia con respecto a los treinta y siete factores de la iluminación mientras continúen en el camino del entrenamiento.

iv. Conducta

Ellos practican las seis perfecciones trascendentales para su propio beneficio y los cuatro medios de atracción por el bien de los demás.

v. Resultados

Ellos alcanzan el nivel de la budeidad que es el logro último en términos tanto de abandono como de realización, pues esto significa abandonar todo lo que tiene que ser eliminado, los dos oscurecimientos, incluidos los vestigios habituales, y realizar todo lo que debe ser realizado, que se halla incluido dentro del conocimiento de todo lo que es y el conocimiento de su naturaleza. Ellos logran los dos tipos de dharmakaya para su propio beneficio y los dos tipos de rupakaya para el beneficio de los demás.

II. Los tres yanas internos del ascetismo védico

Estas son las tres clases exteriores de tantras: el yana del tantra del kriya, el yana del tantra del charya y el yana del tantra del yoga.

Uno podría preguntarse porqué se llaman ‘vehículos del ascetismo védico’. El motivo es que las tres clases exteriores de tantras subrayan aspectos de la conducta ascética, tales como la purificación ritual y la limpieza, y en este sentido son semejantes a la tradición védica de los brahmínes.

4. El yana del tantra del kriya

Los tantras kriya, o tantras de la ‘acción’, se llaman así porque se ocupan principalmente de la conducta exterior, las prácticas de la purificación ritual y la limpieza, y así sucesivamente.

El punto de entrada, visión, meditación, conducta y resultados de este vehículo son como sigue:

i. Punto de entrada

El punto de entrada inicial al camino del vajrayana del mantra secreto es la transmisión de poder que madura, así que aquí uno recibe la transmisión de poder del agua, que establece el potencial para madurar y convertirse en dharmakaya, y la transmisión de poder de la coronilla de la cabeza, que establece el potencial para madurar y convertirse en el rupakaya. Luego, uno mantiene los samayas generales del kriya yoga tal como son explicados en los propios textos particulares.

ii. Visión

En términos de determinar la visión, la base del camino, uno comprende que la base de purificación, la naturaleza de la mente en sí, es la sabiduría de la claridad vacía y, en última instancia, está más allá de los extremos de dilucidación, como por ejemplo existencia, inexistencia, apariencia y vacuidad. Luego, uno visualiza los aspectos de la apariencia relativa, que son aquello que se debe purificar, como las características de la deidad completamente pura.

iii. Meditación

En cuanto al camino y la forma de practicar la meditación, éste se centra alrededor de cuatro realidades: la realidad de uno mismo y la realidad de la deidad se practican por medio de los seis aspectos de la deidad,[8] visualizándose uno como la forma samaya y luego invocando al ser de sabiduría en el espacio enfrente de uno, considerándose uno mismo como un sirviente y la deidad como el amo de uno. Luego uno se concentra en la realidad de la recitación del mantra que es el sonido, y en la mente y la base, y medita en la realidad de la concentración, que consiste en permanecer en la ‘llama’, continuación del sonido y culminación del sonido.

iv. Conducta

Uno efectúa las tres clases de purificación ritual,[9] se cambia los tres tipos de vestimenta,[10] adopta una dieta de los tres alimentos blancos[11] y practica el ayuno ritual y la recitación del mantra.

v. Resultados

A corto plazo, uno se convierte en un vidyadhara del reino del deseo y, en última instancia, uno alcanza el despertar como Vajradhara de una de las tres familias de budas: de la familia del cuerpo iluminado, Vairochana, de la familia del habla iluminada, Amitabha, o de la familia de la mente iluminada, Akshobhya.

5. El yana del tantra charya

El vehículo del tantra charya o tantra de la ‘conducta’ se llama así porque coloca un énfasis igual sobre las acciones exteriores del cuerpo y habla, y el cultivo interior del samadhi. También se llama el ‘tantra de ambos’ (ubhaya tantra) pues su visión se ajusta a la del tantra del yoga, mientras que su conducta es semejante a la del kriya.

Ahora hablaré un poco acerca de su punto de entrada, visión, meditación, conducta y resultados.

i. Punto de entrada

Uno es madurado por medio de las cinco transmisiones de poder, que incluyen las transmisiones de poder del vajra, la campana y el nombre, además de las transmisiones de poder del agua y la coronilla de la cabeza, y luego mantiene los samayas del tantra charya, tal como se describe en los propios textos particulares.

ii. Visión

La visión se determina del mismo modo que en el tantra del yoga, así que se explicará más adelante.

iii. Meditación

Uno se visualiza como el ser samaya y visualiza a la deidad de sabiduría, que se considera como un amigo, enfrente de uno mismo, y luego practica las meditaciones conceptuales sobre la sílaba, el mudra y la forma de la deidad, y la meditación no conceptual sobre la bodhichitta absoluta entrando, permaneciendo y surgiendo.[12]

iv. Conducta

Aquí la conducta es igual que en el tantra del kriya.

v. Resultados

A corto plazo, uno alcanza los logros comunes y, en última instancia, uno alcanza el nivel de un vajradhara de las cuatro familias de budas, es decir, las tres mencionadas anteriormente, más la familia ratna.

6. El yana del tantra del yoga

El vehículo del tantra del yoga se llama así pues hace énfasis en la meditación yóguica interior sobre la realidad, combinando medios hábiles y sabiduría.

Su punto de entrada, visión, meditación, conducta y resultados son como sigue:

i. Punto de entrada

Habiendo sido madurado a través de las once transmisiones de poder - las cinco transmisiones de poder de los discípulos (agua, coronilla de la cabeza, vajra, campana y nombre), así como las seis transmisiones de poder del maestro (la transmisión de poder de la irreversibilidad, transmisión de poder para ver la realidad secreta, autorización, profecía, confirmación y alabar el aliciente) – uno mantiene los samayas, tal como se describe en los textos particulares.

ii. Visión

La visión es considerar a todos los fenómenos como la deidad del vajradhatu, a través de la bendición de la vacuidad y la clara luz en donde se entiende que todos los fenómenos están más allá de la elaboración conceptual en un nivel último.

iii. Meditación

Uno medita sobre el yoga de los medios hábiles, visualizándose uno mismo como la deidad por medio de los cinco aspectos del despertar y las cuatro cosas milagrosas,[13] e invoca al ser de sabiduría, que luego se disuelve en uno mismo, y se sella por medio de los cuatro mudras, y así sucesivamente. También está el yoga de la sabiduría en el que uno descansa en un estado en el que la sabiduría no conceptual última es inseparable de la apariencia relativa de la deidad del vajradhatu.

iv. Conducta

Uno practica el ritual de purificación y limpieza simplemente como un soporte.

v. Resultados

Como un logro mundano, uno se convierte en un vidyadhara celestial, y como logro supramundano, uno alcanza la iluminación en Ghanavyuha, como una de las cinco familias de budas (además de las cuatro familias previamente mencionadas, también está la familia búdica de la actividad iluminada de Amoghasiddhi).

III. Los tres yanas secretos de los métodos transformadores poderosos

Estas son las tres clases interiores de tantra: el yana del mahayoga, el yana del anuyoga y el yana del atiyoga.

Uno podría preguntarse por qué éstos se llaman ‘vehículos de los métodos transformadores poderosos’. Es debido a que ellos incluyen métodos poderosos para transformar todos los fenómenos en gran pureza e igualdad.

7. El yana del tantra mahayoga

El vehículo del mahayoga, o ‘gran yoga’, se llama así porque es superior al tantra del yoga ordinario, ya que todos los fenómenos se ven como una manifestación mágica en donde las apariencias y la vacuidad son indivisibles.

Una vez más, describiré en breve su punto de entrada, visión, meditación, acción y resultados.

i. Punto de entrada

Una vez que nuestra mente ha sido madurada al recibir las diez transmisiones de poder exteriores que producen beneficio, las cinco transmisiones de poder interiores que capacitan y las tres transmisiones de poder secretas y profundas, uno mantiene los samayas tal como se describen en los textos.

ii. Visión

Mediante líneas extraordinarias de razonamiento, uno establece y luego realiza la indivisibilidad de los [dos] niveles superiores de realidad, de acuerdo con los cuales la causa para la aparición de la naturaleza esencial, las siete riquezas de lo absoluto,[14] están presente espontáneamente dentro de la conciencia pura que está más allá de la elaboración conceptual, y todos los fenómenos relativos aparecen naturalmente como el mandala de las deidades de los tres asientos.[15]

iii. Meditación

En lo que respecta al camino y la práctica de la meditación, el énfasis principal es en la etapa de generación. En la práctica del yoga de la etapa de generación uno establece la práctica a través de los tres samadhis, asegura que los tres de purificación, perfección y maduración estén completos dentro de la visualización y, una vez que la visualización está completa, la sella con la instrucción sobre los cuatro clavos que aseguran la fuerza vital. En la práctica del yoga de la etapa de culminación, uno activa los puntos vitales del cuerpo vajra, sus energías sutiles, esencias, luminosidad y así sucesivamente.

iv. Conducta

Uno mantiene una conducta elaborada, carente de elaboración y extremadamente carente de elaboración.

v. Resultados

A corto plazo, uno alcanza los cuatro niveles de vidyadhara, que son los resultados pertenecientes al camino, y finalmente uno obtiene el fruto último, y alcanza el nivel del Vajradhara de unidad.[16]

8. El yana del anuyoga de la transmisión a través de las escrituras

El vehículo del anuyoga, o ‘yoga que sigue’, se llama así porque enseña principalmente el camino de procurar (o ‘seguir’) apasionadamente la sabiduría, en la realización de que todos los fenómenos son la expresión creativa de la unidad indivisible del espacio absoluto y la sabiduría primordial.

Una vez más, abundemos un poco en su punto de entrada, visión, meditación, conducta y resultados:

i. Punto de entrada

La mente de uno madura a través de las treinta y seis transmisiones de poder en las que los cuatro ríos – exteriores, interiores, de logro y secretos – están completos, y uno mantiene los samayas, tal como se describe en los textos.

ii. Visión

A través del razonamiento lógico uno determina aquello que ha de conocerse, el hecho de que todos los fenómenos se caracterizan como los tres mandalas en su naturaleza fundamental, y realiza que esto es así.

iii. Meditación

Aquí la práctica de la meditación consta de dos caminos. En el camino de liberación uno practica el samadhi no conceptual de simplemente descansar en un estado que está de acuerdo con la esencia de la realidad en sí, y el samadhi conceptual de la práctica de la deidad, en la que uno visualiza el mandala del palacio que sirve de soporte y las deidades que tienen un soporte simplemente recitando el mantra de generación. En el camino de los medios hábiles uno genera la sabiduría de la beatitud y la vacuidad a través de las prácticas de las puertas superiores e inferiores.

iv. Conducta

Uno practica la conducta que está más allá de adoptar o abandonar en el reconocimiento de que todas las percepciones no son sino la manifestación de la sabiduría de la gran beatitud.

v. Resultados

Al momento de la culminación de los propios cinco yogas no comunes del Anuyoga, que esencialmente son sus cinco caminos,[17] y las diez etapas[18] que están incluidas dentro de estos cinco, uno alcanza el nivel de Samantabhadra.

9. El yana del atiyoga de la instrucción esencial

El vehículo del Atiyoga, o ‘yoga supremo’, se llama así porque es el más elevado de todos los vehículos. Implica la realización de que todos los fenómenos no son otra cosa que las apariencias de la sabiduría primordial que surge naturalmente y que siempre ha estado más allá del surgimiento y la cesación.

La siguiente es una explicación breve del punto de entrada, visión, meditación, conducta y resultados de este vehículo.

i. Punto de entrada

La mente de uno madura a través de las cuatro ‘transmisiones de poder expresivas de la conciencia’ (rigpé tsal wang), y uno mantiene los samayas, tal como se explica en los textos.

ii. Visión

La visión se establece definitivamente observando directamente la naturaleza de la sabiduría que surge naturalmente en la que los tres kayas son inseparables: la esencia vacía de la conciencia desnuda más allá de la mente ordinaria es el dharmakaya, su naturaleza cognoscitiva es el sambhogakaya, y su energía compasiva que todo lo impregna es el nirmanakaya.

iii. Meditación

La meditación consiste en el enfoque de ir más allá de la resistencia para llegar a la pureza primordial (kadak trekchö), a través de la cual los perezosos pueden alcanzar la liberación sin esfuerzo, y el enfoque de la realización directa de la presencia espontánea (lhundrup tögal), a través de la cual aquellos que son diligentes pueden alcanzar la liberación con esfuerzo.

iv. Conducta

La conducta está libre de expectativa y miedo, y de adoptar y abandonar, pues todo lo que aparece se despliega como la manifestación de la realidad en sí.

v. Resultados

Perfeccionando las cuatro visiones del camino, uno obtiene el kaya supremo, el cuerpo de arco iris de la gran transferencia, y alcanza el nivel del glorioso Samantabhadra, el décimo tercer bhumi conocido como ‘Sabiduría Insuperable’ (yeshe lama).

| Traducido al inglés por Adam Pearcey, 2005. Traducido al español por Gustavo Villalobos, 2009.


  1. El Sutra General acerca de la Acumulación de todas las Intenciones (འདུས་པ་མདོ།), la escritura central del Anuyoga.  ↩

  2. Una traducción alternativa que algunas veces se ofrece es ‘el vehículo interior de adquirir conciencia a través de las austeridades’, pero esto no se ajustaría a la explicación de Zenkar Rimpoché que se da posteriormente en este texto.  ↩

  3. es decir, El Sutra Condensado de Prajnaparamita  ↩

  4. De acuerdo con The Nyingma School of Tibetan Buddhism (La Escuela Nyingma de Budismo Tibetano), vol. 2, p. 169: 1) vestir ropas que se han encontrado en un montón de polvo, 2) poseer sólo tres túnicas, 3) vestir ropas de lana o fieltro, 4) mendigar comida, 5) comerse su propia comida de una sola sentada, 6) restringir la cantidad de comida, 7) permanecer en aislamiento, 8) sentarse bajo los árboles, 9) sentarse en lugares expuestos, 10) sentarse en cementerios al aire libre, 11) sentarse incluso al dormir, y 12) permanecer dondequiera que uno se encuentre.  ↩

  5. Esta es más bien una traducción libre de དོད་པ་བསོད་ཉམས་ཀྱི་མཐ།  ↩

  6. Se llaman ‘semejantes a un loro’ pues permanecen juntos en grupos, a diferencia de los arhats pratyekabudas que son semejantes a rinocerontes que permanecen por sí mismos.  ↩

  7. Los ocho extremos de elaboración conceptual son: cesación, surgimiento, ser inexistente, ser permanente, venir, ir, ser múltiple y ser individual.  ↩

  8. Los aspectos de vacuidad, sílaba, sonido, forma, mudra y atributos.  ↩

  9. Purificación del cuerpo lavándose, purificación de imperfecciones y purificación de pensamientos.  ↩

  10. Cambiarse la ropa de uno significa ponerse ropa limpia, cambiarse la ropa interna de uno significa guardar los votos, y cambiarse la ropa secreta de uno significa visualizar la deidad.  ↩

  11. Cuajada, leche y mantequilla.  ↩

  12. ‘Entrar’ se refiere a la realización de que todos los fenómenos están más allá del surgimiento, ‘permanecer’ significa morar una vez que la naturaleza no conceptual se ha manifestado, y ‘surgir’ significa desarrollar una compasión intensa por todos los seres que no comprenden esto.  ↩

  13. Es decir, samadhi, bendiciones, transmisión de poder y ofrenda.  ↩

  14. Cuerpo iluminado, habla iluminada, mente iluminada, cualidades iluminadas y actividad iluminada, más espacio absoluto y sabiduría primordial.  ↩

  15. Los agregados (skandhas) y elementos (dhatus) son los asientos de los budas masculinos y femeninos, las facultades de los sentidos y sus objetos son los asientos de los bodhisattvas masculinos y femeninos, y las extremidades son los asientos de las deidades airadas masculinas y femeninas.  ↩

  16. ‘Unidad’ aquí significa la unidad de dharmakaya y rupakaya.  ↩

  17. 1) El yoga del aspirante a guerrero espiritual en el camino de acumulación, 2) el yoga que revela la gran familia iluminada en el camino de la unión, 3) el yoga de la gran certeza en el camino de la visión, 4) el yoga de recibir la gran profecía en el camino de la meditación, y 5) el yoga de perfeccionar el gran poder creativo en el camino último.  ↩

  18. 1) La etapa de la transformación incierta, 2) la etapa del cimiento estable, 3) la etapa de la purificación significativa, 4) la etapa del adiestramiento continuo, 5) la etapa de mérito alentador, 6) la etapa de progreso especial a través de la estabilidad, 7) la etapa que se centra en el resultado una vez que el camino de la visión ha surgido a través de la clara luz, 8) la etapa de permanencia inconmovible, 9) la etapa de expandir la realidad, y 10) la etapa de cabalgar sobre la perfección.  ↩

• Descargar este texto: EPUB MOBI PDF