El Practicante de Meditación

Meditación | Maestros tibetanosLongchen Rabjam

English | Español | བོད་ཡིག

Longchen Rabjam

Longchen Rabjam

Informaciones relacionadas:

El Practicante de Meditación

por Longchen Rabjam

En segundo término, como individuo que asume la práctica,
Debes tener fe, perseverancia, sentido de renuncia y de desencanto.
Debes sentirte entristecido y hastiado del samsara, y esforzarte por alcanzar la libertad.
Al renunciar a las preocupaciones de esta vida y buscar la eventual iluminación,
Debes dejar muy atrás las distracciones y las ocupaciones, y tener pocas aflicciones mentales,
Sé pausado y tolerante, y ten una percepción pura y gran devoción,
Así como estabilidad mental,[1] y un profundo respeto por las enseñanzas-
[¡Practicantes como estos alcanzarán la liberación suprema!][2]
Debes servir, en la mejor forma posible, a un noble maestro,
Y purificar tu mente mediante el estudio, la reflexión y la meditación.
En particular, deberías pasar tus días y tus noches
Aplicándote de manera diligente a las instrucciones esenciales del linaje oral.
Sin que las preocupaciones ordinarias te distraigan ni por un solo instante,
Aplícate de manera diligente al significado más profundo.
Sin transgredir jamás los preceptos de los shravakas, bodhisattvas y vidyadharas,
Con tu mente bajo control, ayuda a los demás en cualquier forma que puedas,
E incluye cualquier cosa que experimentes en el camino hacia la liberación.
Como principiante, es sumamente importante que garantices tu propio bienestar,
Protegiendo tu mente en un lugar solitario, abandonando las distracciones y las ocupaciones,
Evitando situaciones desfavorables y subyugando las aflicciones mentales con los antídotos apropiados.
Asegurándote de que tu visión y tu conducta estén en armonía, dedícate de manera entusiasta a la meditación.
Cada vez que surja cualquiera de los cinco venenos ordinarios, en ese mismo instante,
atrápalo con la atención y, sin distracción, aplica los antídotos.
Con rectitud, vigilancia introspectiva, moderación y un sentido de dignidad, pon tu mente bajo control.
Observa la igualdad de la alabanza y la culpabilización, la aprobación y la desaprobación, la buena y la mala reputación,
Porque son sencillamente como ilusiones o sueños y no tienen existencia verdadera.
Aprende a tolerarlas como si fuesen meros ecos,
Y corta de raíz la mente que se aferra a un “yo” o a un ego.
En breve, sin transgredir jamás el Dharma en todo lo que hagas,
Pon tu mente bajo control, no hagas daño a los demás,
Y sin sucumbir, ni por un instante, a las aflicciones mentales,
Dedica tus días y tus noches a la virtud – ¡esto es crucial!
Hoy en día, cuando las personas son tan ingobernables,
Es vital que primero alcances tu propio bienestar permaneciendo en soledad.
Tal como un ave no puede volar sin sus dos alas,
El bienestar de los demás no puede lograrse sin las facultades superiores de percepción,
Así que esfuérzate de manera diligente por alcanzar tu propio bienestar, mientras que mentalmente consideras el bienestar de los demás.
Sin permitir que tu mente sea engañada por los maras insinceros de la distracción y las ocupaciones,
Es vital que te apliques a la práctica-
¡No seas tú mismo la causa de que te arrepientas al momento de la muerte!
Por lo tanto, procura que tu mente esté lista ahora,
Y considera esto: Si fueses a morir ahora mismo, ¿qué sería de ti?
Sin ninguna seguridad acerca de adónde irías o qué podría ocurrir,[3]
Pasar tus días y noches en las garras de la confusión y la distracción,
Es dilapidar y hacer que las libertades y ventajas carezcan de sentido.
Por lo tanto, medita acerca del significado esencial, solo y en solitario.
Porque es ahora que realmente se necesita una estrategia a largo plazo.
¿Cómo puedes estar seguro acerca de adónde irás en el futuro?
¡Debes aplicarte a la práctica de manera diligente hoy mismo!
Estas apariencias ilusorias del samsara son como senderos traicioneros.
Mantén esto en mente: debes encontrar los métodos para liberarte.
Porque si permaneces engañado, vagarás en el engaño por siempre.
Así que, despierta la perseverancia y mantén esto en tu corazón.
El océano de las aflicciones mentales y el mar del aferramiento a uno mismo son difíciles de atravesar,
Pero ahora que tienes la nave de las libertades y los atributos, ¡utilízala para llegar a la orilla distante!
Ahora que has obtenido esta rara oportunidad por la fuerza de tus méritos – el acceso al camino de la liberación y la iluminación –
¡Asegura tu propio beneficio y felicidad esforzándote con profunda sinceridad!
La vida es transitoria y cambia de un momento a otro,
Y nos engañamos hábilmente con distracciones, postergando la práctica virtuosa.
Como nos hemos acostumbrado por mucho tiempo al engaño,
A cada instante caemos naturalmente en las aflicciones mentales,
E incluso si nos aplicamos al mérito y a la virtud,
Nos damos cuenta de que éstos no surgen con facilidad.
Por lo tanto, ¡esfuérzate por evitar los sufrimientos producidos por tus propias acciones![4]
En los estados del samsara no podemos encontrar ni la más leve alegría.
Los sufrimientos de la existencia condicionada, si piensas acerca de ellos, son imposibles de soportar.
Por lo tanto, aplícate ahora mismo a los medios para obtener la libertad.
Si no te dedicas seriamente al significado esencial,
El estado de ocio y el Dharma intermitente no te traerán beneficio.
Así que desarrolla un fuerte sentido de hastío por todo lo que es impermanente,
Y, sin distraerte ni por un instante, ¡engendra entusiasmo por la práctica!
Si comprendes esto desde el propio comienzo,
¡Alcanzarás con rapidez la condición de Arya!
Al lograr tu propio bienestar, el bienestar de los demás acaecerá naturalmente,
Y encontrarás el camino supremo de liberación respecto a los estados del samsara.
Cuando todo lo que hagas esté acorde con el Dharma,
Entonces, eres alguien que posee la base para alcanzar la iluminación.

Esto concluye la segunda sección, que es una explicación acerca del practicante individual que cultiva el samadhi, tomado de ‘Encontrar Solaz y Serenidad en la Meditación de la Gran Perfección’.

| Traducido al inglés por Adam Pearcey, basado en una traducción anterior inédita de Encontrar Solaz y Serenidad en la Meditación de la Gran Perfección, por B. Alan Wallace y Adam Pearcey, preparada para las enseñanzas de Su Santidad el Dalai Lama en Lerab Gar, Francia, 2000.

| Traducido al español por Gustavo Villalobos, 2007.


  1. Tal como lo indicó H.V. Guenther, la palabra བསྟན།, que significa enseñanzas aparece en el texto raíz y también cuando el texto raíz se ofrece en el auto-comentario, pero al comentar acerca de esta línea, Longchenpa utiliza la palabra བརྟན། que significa firme o estable. He tratado de incorporar ambos sentidos a la traducción.  ↩

  2. Esta línea aparece en el auto-comentario, La Carroza Pura (ཤིང་རྟ་རྣམ་དག), pero no en el texto raíz.  ↩

  3. གཏད་སོ།. El comentario deletrea esto como བརྟེན་སོ།. Su significado lo asumo como seguridad, fiabilidad.  ↩

  4. El texto raíz tiene ལས་ཀྱི་གདུང་ཤུགས།. El comentario tiene ལས་ཀྱི་རླུང་ཤུགས།.  ↩

• Descargar este texto: EPUB MOBI PDF